Mi blog: ¿Y qué pasa si me muero?

Mi blog está en Coma , sus constantes vitales , publicaciones, visitantes y sobre todo su ilusión agonizan en una oscura habitación.

Mi cabeza piensa y piensa qué hacer para devolverle la vida que tuvo, y hoy él solito me ha dicho:

¿Y qué pasa si me muero?

Le he contestado:

Querido Community Manager Blog:

Si mueres entrarás en la estadística fatídica del 95% de los blogs que mueren en el primer año de vida. TÚ has vivido muy sano durante año y medio , pero estás ahí a punto de morir, tras cumplir dos años vida.

Hubo un tiempo en que tu y yo nos divertiamos juntos, pero el tedio y la rutina nos asaltó. Perdimos juntos el objetivo y la razón de tu ser, y la falta de tiempo fue una excusa suficiente par dejar de querernos.

Hemos luchado juntos contra la adversidad y contra tantas dificultades que nos surgieron, y las cosas iban saliendo.

Si te mueres no va a pasar nada,  tus seguidores encontraran , ya encuentran ¡seguro!  lo que buscaban en ti,  en multitud de otros blogs que viven en la red. El mundo bloguero sigue y apenas unos cuantos fieles te echaran de menos , quizá un poco si, pero tampoco te creas .

Pensaba en la muerte y te imaginaba en el cielo de los blogs, paseando por las nubes y lamentando tu vida tan corta. O ¿quizá estás contento de no estar ya por aquí y te diviertes en ese cielo con otros blogs ?

Pero mientras te escribia me he llevado el susto de mi vida, cuando me has abierto un ojo y me has dicho con fuerza: ¡Que no estoy muerto, solo agonizo y puedo volver a la vida si tu QUIERES!

¿Que yo puedo?

Esto si que es bueno ¡ pues es verdad!  solo yo puedo devolver la vida a mi blog y quiero hacerlo.

¿Qué pasaría si te mueres?

Pues no pasaría nada. Solamente una persona que soy yo misma , moriria un poco contigo, pero el resto de la humanidad seguiría igual, igual, ¡bueno! no tan igual porque lo que tu les aportas no se lo aporta nadie, tu visión, tus ideas y sobre todo tu forma de contarlo, así que igual no se queda el mundo, faltarias tu,  pero lo seguro es que nadie se enteraría, nadie te echaria de menos.

Quédate tranquilo, mi querido Blog, merece la pena rescatarte de esa agonia, seguimos luchando juntos, no nos importa el que dirán, tu y yo seguimos contra viento y marea.

Te quiere

Yo

 

 

Concha Abad Gurria